Festival Literania 2019 (Madrid)

Queridos amig@s. 

Hoy estoy feliz de anunciaros que la Buhardilla de Tristán se convierte en blog colaborador del Festival de lectura Literania 2019, que se celebrará en la Gran Vía de Madrid el próximo mes de mayo.

El Festival está organizado conjuntamente por Asociación Internacional de Escritores Independientes (AIEI) y la Sociedad Cooperativa de Escritores Independientes (SCEI) y contará con la colaboración activa de la red de Bibliotecas Públicas de Madrid.

En el Festival podremos encontrar actividades de promoción literaria, firma de libros, maratones de lectura… además de un sinfín de actividades culturales que incluirán conciertos, recitales, actividades infantiles, teatro, ponencias, mentoring para autores noveles.

El Festival se desarrollará en la C/ Gran Vía 13 de Madrid, del 17 al 26 de mayo de 2019. Si quieres conocer el Programa de tan interesante evento, visita la web del Festival Literania 2019 o búscalos en sus redes sociales.

¡Desde la Buhardilla de Tristán os animo a tod@s a participar en este gran evento de promoción de la literatura y de la cultura! 

Anuncios

27. Una vida en la mirada

En noches como esta he llegado a preguntarme si mi existencia ha merecido la pena: las consecuencias de la guerra, el hambre y la represión… aquellos años de silencios impuestos marcaron para siempre mi destino y el de mi familia. Mi mujer falleció, víctima de una dictadura que aniquiló sus fuerzas, postrada en la ventana, a la espera de que yo regresara, cada atardecer, sano y salvo a casa. Mi hijo, incansable e inquieto, pronto se alejó de mí: según decía, con el vigor que da la juventud, su viejo padre era demasiado moderado para comprender la necesaria revolución debíamos afrontar para acabar con las desigualdades y la opresión. 

Desde que maduré a la fuerza, con apenas siete años, han sido escasas las ocasiones en que he sonreído de verdad, sintiendo algo parecido a la felicidad. Mi hijo volvió, con la democracia bajo el brazo, y un precioso nieto que me devolvió las ganas de vivir. Un muchacho que se convirtió en todo un hombre, maduro y responsable; una persona de la que este anciano cansado se siente realmente orgulloso. 

Pero ni siquiera él llegó a borrarme los estragos de una historia de penurias. Hasta que llegó ella. Bendita criatura que me mira, desde hace un año, con esos ojitos llenos de dulzura y admiración. Ella ha sido el mejor regalo que quien esté arriba, o abajo, qué sé yo, ha podido hacerme en mi inexorable ocaso. Por ella vuelvo a sentirme vivo.

No lo olvides, Candela. Tu bisabuelo te quiere de hoy hasta siempre, desde el mar a las estrellas.