La sacerdotisa de la vida

Comienza el año 2020 y, con él, llega la hora de participar en el reto literario mensual “Emociones en 50 palabras” de enero, lanzado por el blog Divagaciones en rosa de Sadire. Este mes, además de utilizar la imagen propuesta, he aceptado el desafío adicional de utilizar uno de los sinónimos referidos: “propósito”.

A continuación, la imagen y el relato.

* . * . *

¿Has decidido ya cuál es el propósito de tu tiempo? ¿Hasta cuándo vas a permanecer dormido, indolente, apático? Eres un privilegiado al poder observar tu “reloj de la existencia”. Ahora, presta atención: has superado tu cenit vital. Y recuerda, tempus fugit. Desperté sobresaltado y confundido. ¿Había sido solo un sueño?

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

2 comentarios en “La sacerdotisa de la vida”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .