Drama bajo el hielo

Recensión e ideas sobre “Los crímenes del Ártico”


  • Título original: Pigen uden hud.
  • Autor: Mads Peder Nordbo.
  • Editorial: de esta edición, Planeta.
  • Año: 2017 (trad. 2019).
  • Serie: Matthew Cave (trilogía).
  • Temática / género: novela negra.
  • Número de páginas: 415.

Sinopsis libre:

Agosto de 2014. Matthew Cave, un joven periodista danés, llega a Groenlandia tratando de huir de un trauma pasado que le marcará de por vida. Es enviado por su medio digital para cubrir el hallazgo, en medio del hielo, de un cadáver momificado que podría datar de la época vikinga. Sin embargo, antes de que se pueda esclarecer el descubrimiento, la momia desaparece y el policía que la custodiaba es brutalmente asesinado.

La investigación llevará al protagonista a sumergirse en lo más profundo de unas cruentas muertes que conmocionaron la gélida isla nórdica, en lo que se consideró el mayor caso sin resolver de inicios de la década de 1970. Más allá de los hechos, una macabra trama de violencia sexual, política y poder pondrá en riesgo la vida de Cave, su colega fotógrafo, Malik, y de Tupaarnaq una joven inuit con un pasado oscuro que lucha porque la verdad salga a la luz.

Reseña:

Los crímenes del Ártico, una caja de sorpresas de forma narrativa. Es, quizás, una de las historias en las que más me ha costado entrar y llegar a sentirme partícipe. Su inicio, sobrio y con ciertos tintes lúgubres, sumado a la dificultad para recrear en mi mente los paisajes —evidentemente, por absoluto desconocimiento— y para aprehender nombres y denominaciones de personas y lugares, llegó a convertirse en una verdadera dificultad para seguir el hilo argumental.

Me llevó algunos capítulos también deslindar y entender la conexión entre las dos tramas que vertebran la obra: las muertes de 1973 —relatadas en un cuaderno de piel marrón— y los acaecimientos del presente —situado en 2014—. Una vez finalizada la lectura de esta obra creo que el autor se tomó su tiempo, a lo largo de los primeros pasajes, para preparar al lector. Debía asegurarse de que estamos dispuestos a aventurarnos en el ritmo vertiginoso de experiencias y momentos que dan sentido al relato. La realidad es que nada sobra y nada falta, a sabiendas de que la historia relatada en este libro es solo parte de un todo que, espero, se cierre a lo largo de la trilogía.

Hay tres aspectos que resaltan, en esta narración, por encima de cualquier otra consideración. Por un lado, el realismo con el que Nordbo retrata la crudeza de las distintas muertes que se suceden, tanto en 1973 como en 2014. A diferencia de lo que ocurre en otras muestras de la novela negra —en que algunos autores revelan algún escrúpulo a la hora de describir, a buen seguro para no herir sensibilidades—, Los crímenes del Ártico dibuja,  directo y sin ambages, la realidad de la muerte, aderezada además con unos rituales especialmente despiadados. En segundo término, me ha llamado la atención la personalidad del personaje principal femenino, Tupaarnaq. La joven inuit destroza todos los estereotipos de coprotagonista. Hasta tal punto es así que no se atisba indicio alguno de romance o enamoramiento entre los dos principales a lo largo de toda la narración. Nada hay de malo, al contrario, en que surja el amor entre Matthew y Tupaarnaq —apostaría, de hecho, a que sucederá en las continuaciones— pero valoro positivamente que esa trama no haya asomado hasta el momento. En tercer y último lugar, esta novela refleja de una forma magistral los entresijos de la política y el poder, más aún en un núcleo de población pequeño, donde las apariencias, las deudas pendientes y las tensiones entre lealtades y traiciones marcan las relaciones interpersonales, el funcionamiento de las instituciones e, incluso, la vida misma de los ciudadanos.

Hablo con honestidad si reconozco que Los crímenes del Ártico ha supuesto una grata sorpresa. Un sabroso dulce que he podido paladear despacio, descubriendo sus contornos y texturas a lo largo de las páginas. Desde la Buhardilla recomiendo adentraros en el frío de Groenlandia si deseáis activar el fuego intenso de una lectura trepidante y cargada de matices, donde muy poco es lo que parece y nada parece tener sentido hasta que somos capaces de observarlo como un todo.


Valoración: muy recomendable (4/5)

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.