Sangre, sudor y lágrimas

Recensión e ideas de “Violetas de marzo”


  • Título original: March Violets.
  • Autor: Philip Kerr (1956-2018).
  • Editorial: de esta edición, RBA Libros.
  • Año: 1989 (de esta edición, 2017).
  • Traductora: Isabel Merino.
  • Colección: volumen «Trilogía Berlinesa».
  • Género / temática: novela negra, novela policíaca, novela histórica.
  • Número de páginas: 240.

Sinopsis libre:

Berlín, 1936. Bernhard ‘Bernie’ Gunther es un ex-policía de la Kripo (Policía Criminal) en la Alemania nazi que se gana la vida como investigador privado. Especialista en personas desparecidas, especialmente judíos, en esta primera novela de la ‘Trilogía Berlinesa’ es contratado por un magnate del acero para investigar el asesinato de su hija y del marido de esta, un oficial de las SS, así como el robo de un collar de diamantes durante los acontecimientos.

La investigación del caso llevará al protagonista a verse involucrado en cruentas luchas de poder en el seno del partido nazi, trabajando para el Primer Ministro Hermann Goering y para el general de las SS, Heydrich, y llegando a sufrir en sus propias carnes la vida en el campo de concentración de Dachau. Lograr finalizar su misión con éxito es mucho más que una cuestión de orgullo profesional: se puede convertir en su salvoconducto de vida… o en su sentencia de muerte.

Reseña:

Quizá mi primera reflexión deba ser que, en Violetas de Marzo, he descubierto varias obras narrativas en una. Si exploramos la trama de novela policíaca o detectivesca, encontramos que Bernie Gunther es un protagonista clásico: descarado, arrogante, valiente hasta rayar en la estupidez y con un código moral personal que guía todas sus actuaciones, aunque a veces no sea fácilmente descifrable por el lector.

El ingrediente de novela negra es también característico dentro del género: varias muertes, en principio inexplicables, o con una explicación que no encaja, y una investigación que revela la verdad, generando un alto riesgo para la vida o la integridad de varios personajes principales. En este punto es reseñable, no obstante, la habilidad de Kerr para entretejer varios hilos argumentales, en apariencia distintos, pero que fluyen adecuadamente para crear un todo coherente.

En mi opinión, el gran aporte de esta primera novela de la saga se encuentra en la ambientación y contextualización de la trama: la Alemania de los primeros años del Tercer Reich. Para quienes no vivimos ese terrible período de la historia, esta obra literaria retrata la crueldad, las penurias, el cinismo y la impunidad ante las aberraciones que cometía el dictador y toda su estructura de poder. El relato permite observar cómo las personas de a pie, ajenas a la política, vivían entre el miedo al NSDAP y la emoción por la celebración de los Juegos Olímpicos, un intento propagandístico de Hitler de lavar su imagen en el exterior. Uno de los pasajes más duros, sin ánimo de hacer un spoiler excesivo, es el que el protagonista vive, primero en la cárcel de Columbia Haus y, posteriormente, en el campo de concentración de Dachau, máxime cuando se conocen los motivos por los que es enviado allí. En este sentido, esta narración refleja con dureza los principios del nazismo, donde el valor de las personas se reducía, prácticamente a cero, frente a los objetivos programáticos del nacionalsocialismo.

No quiero terminar esta breve reseña sin poner en valor la traducción realizada por Isabel Merino en la edición que he tenido el placer de leer. Más allá de mantener algunos germanismos, se aprecia un esfuerzo por utilizar un lenguaje certero aunque accesible, lo cual facilita en gran medida disfrutar de un modo fluido de la historia. Permíteme alertarte, querido lector, de que algunos pasajes, algunas actitudes del protagonista o algunas costumbres dibujadas en la obra chocan con nuestra escala de valores actual: tenlo en cuenta tanto en tu proceso de lectura como en tu valoración posterior.

Desde la Buhardilla de Tristán te recomiendo Violetas de Marzo si quieres explorar la dura realidad de los primeros años de la dictadura nazi, recorriendo un viaje que promete muchas aventuras de la mano de ‘Bernie’ Gunther.


Valoración: muy recomendable (4/5)

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

2 comentarios en «Sangre, sudor y lágrimas»

  1. Esta novela es estupenda… y es, efectivamente, el preludio de una gran saga literaria. Bernie Gunther es tremendamente marlowiano, pero en eso radica su encanto. Y en el resto de la serie, no solo se da una visión crítica de la Alemania nazi, sino también de otros regímenes políticos, como el soviético, el estadounidense, el peronista, el francés o el cubano de Batista. Una estupenda reseña la que nos has ofrecida.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.