Sesenta minutos

Avanza noviembre y, con él, este otoño pandémico. Y esta noche de viernes nos brinda una oportunidad perfecta para compartir mi participación en el desafío “Escribir Jugando” propuesto por Lídia Castro en su blog. ¡Espero que lo disfrutéis!

Para crearlo he utilizado tanto la imagen de la carta como del dado, así como he aceptado el reto opcional: que aparezca en la historia algo relacionado con la creación del Ford T (el coche, el creador o el año).

* . * . *

Tan diestro como Caronte en el Aqueronte y tan ávido de venganza como el zorro que acorrala a un indefenso ratón, el hombre menudo se acomodó en el asiento trasero del Ford T y chasqueó los dedos. El motor trucado rugió y el hombre más poderoso del país desapareció en apenas segundos. La teniente Márquez, su mejor agente, aseguraba que la incursión había finalizado exitosamente. Confiaba en ella, al menos razonablemente. Cuando el destino del mundo cambiase para siempre, él debía haber huido lejos. Consultó su Rolex Submariner Date y recibió la llamada:

—Preparados, jefe.

—Recibido. Accionad los mandos.

(99 palabras)

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

10 comentarios en “Sesenta minutos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .