¿Qué me sucede, doctor?

Participo, con mucha ilusión, en una nueva convocatoria del Microrreto: ¿Y si…?, auspiciada por David Rubio en su blog ‘El Tintero de Oro’. En esta ocasión, se pide crear un microrrelato, de hasta 250 palabras de extensión, a partir de una fobia, real o inventada. Antes de dejaros con mi propuesta, especifico cuál es el trastorno en el que se basa el texto.

Se trata de protoaritmofobia, una aversión (inventada, así como su denominación; al menos no he encontrado información sobre al respecto en todos los textos que he consultado) a los números primos. Además, os lanzo una pregunta: ¿sois capaces de encontrar todos los números primos del texto?

¡Espero que disfrutéis la creación!

* . * . *

Nací un 19 de noviembre de 1987. Mi padre siempre decía que aquella tarde el cielo tronaba con furia y estoy seguro de que significó un mal presagio. ¿No me creen? Pónganse cómodos y escuchen con atención:

El día que cumplí los siete, mi madre me regaló una entrada para el cine, al que acudí junto a ella y mi prima pequeña, para ver la nueva versión de la película 101 Dálmatas. No puedo describir con palabras el miedo que sufrí; durante cinco años, fui incapaz de acercarme a menos de 47 metros de cualquier perro.  ¿Quieren más datos? Allá voy: a los diecisiete, conocí a la mujer que, tres años después, se convirtió en mi amada esposa. Debo reconocer que, durante este tiempo, hemos disfrutado de una relación hermosa que se vio bendecida con el nacimiento de nuestra primogénita, Alicia. Ella, a pesar de encontrarse en los fatídicos trece, clímax de la controvertida preadolescencia, es una chica fantástica: goza de extraordinaria salud, es una excelente estudiante y una futbolista con mucho talento.

Tengo un buen trabajo, no me puedo quejar: trabajo 37 horas semanales y mi sueldo mensual rara vez baja de los 1609 euros. Podrán decirme que disfruto de una vida perfecta. Pero no se equivoquen: estoy a un suspiro de perder el control sobre mí mismo. Y, para colmo, mi esposa me ha dado una noticia inabarcable: ¡voy a ser padre por segunda vez!

Ya he llegado. Si aquí no pueden ayudarme, nada ni nadie lo hará…

(250 palabras sin contar el título)

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

49 comentarios en «¿Qué me sucede, doctor?»

  1. ¡Hola, Javier! ¡Qué bueno! Sin duda, este hombre casi es una crónica de una muerte anunciada a juzgar por las señales númericas, ja, ja, ja… El siguiente año que sea número primo me temo que no correría demasiados riesgos.
    Muy buen micro en el que muestras la irracionalidad de una fobia, en este caso todos los números primos le han supuesto buenas noticias y aun así el los ve con desazón y agobio. Muy divertido. ¡Ah! Me picaste y miré todos los números que aparecen para comprobar cuáles son primos. No diga nada más para no terminar el suspense demasiado pronto. Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, David! ¡Muchas gracias por proponernos un reto tan interesante! Desde luego que da para un microrrelato y para mucho más.
      Me alegro de que te haya gustado. La idea era ponerle un poco de humor a la creación, aunque estamos ante problemas realmente serios que hacen sufrir a muchas personas. Por cierto que algunas personas ya han desentrañado la cantidad de números primos, ja, ja, ja. ¡Un abrazo y gracias por tu comentario!

      Me gusta

    1. ¡Hola, Mirna! Sí, son todos primos. Alguien ya ha hecho la suma que, a su vez, es también un número primo, ja, ja. La verdad es que estos retos de David dan mucho juego. ¡Muchas gracias por leer el micro y comentar! En un rato me paso por la Isla de los Vientos. ¡Un saludo!

      Me gusta

  2. Yo hace tiempo tenía la manía de sumar los números de las matrículas que veía… ¡qué cosas! y no podía dejar de hacerlo, de locos. Creo que todos los nombrados en el micro son primos… He contado trece pero el mismo trece es primo y no sé si contaría ni los referidos a mi prima y mi madre que podría ser otro dos… no sé ya me hago un lío pero es una de esas preguntas con trampa de muchos acertijos. ¡Muy bueno el micro! Me ha gustado.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Hola, MJ! Justo acabo de pasarme por tu blog a comentar. Confieso que lo de las matrículas también lo he hecho más de una vez cuando era pequeño; y sumarlas de dos en dos, etc.
      En cuanto a los números primos, ¡has acertado! Son 13 que, a su vez, también es primo. ¡Creo que se me ha ido de las manos! Muchas gracias por leer y por tu comentario. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

  3. Hola, Javier. Se te quedó lo mejor. El 13 de julio a las 17 horas acompaño a su mujer al ginecólogo y allí los 3 sentados el médico le soltó sería un parto de mellizos. El pobre hombre, de la sorpresa, no acertó a proferir el cásico caguen 10 y dijo 11. 🖐

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola, Javier,
    Pues menudo pedazo de fobia. Esa es de las peores. Contar pasos Y desandar los que sobren o falten para no dar con el fatídico número. Mirar desoslayo ventanas o árboles sin queres cotarlos por si las moscas, y si no la escritura y su conteo de palabras… Menos mal que el título no era una palabra, si no te hubieran salido unas 251 y la habrías liado, jeje.
    Me gustó mucho, un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  5. Estupendo micro por el mensaje en sí y por el trabajo que te has tomado en poner tanto número primo (trabajo que de rebote me ha llegado a mí porque se me dan fatal las matemáticas y he tenido que pararme para recordar si el número 2 era primo o no).
    Enhorabuena.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola Javier. ¡Pues sí que es extraña la fobia de nuestro protagonista! Je, je, je.
    Me he divertido un montón con tu relato pero ahora solo veo números primos a mi alrededor. ¿Me habré contagiado?
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo soy capaz de dejar al lado las fobias numéricas con tal de tener una vida tan saludable como la de tu protagonista. Hay problemas mucho más acuciantes que mas de uno de estos debería experimentar para curar de repente.
    Un relato muy inteligente. Un abrazo, tocayo.

    Le gusta a 1 persona

  8. Hola Javier, muy creativo y numérico el micro.

    Bueno, de existir esa fobia numérica, creo que seria de facil solucion, Con no saber mucho de matemáticas y de números primos, hermanos, tíos y el resto de la familia, es suficiente, ja, ja.

    Grata semana

    Le gusta a 1 persona

  9. Pues me ha parecido un relato muy entretenido, ya con la introducción da para imaginarse la cantidad de infortunios que le ha tocado sufrir al pobre y los seleccionados en el micro, son solo una porción. Menuda vida, terrorífica.

    Me ha gustado el relato. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  10. Celebro y te agradezco tu visita a mi blog, espacialmente porque me ha permitido conocer el tuyo.
    Magníticos retos a los que nos somete David en su Tintero de Oro. Me ha encantado tu participación.
    Supongo que el segundo que espera el protagonista turbará su tranquilidad, porque pasaré de tener uno (primo) a dos (no primo).
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias por tu visita y tu comentario, Macondo! En efecto, los retos de David en el Tintero me han permitido conocer a una comunidad fantástica de la que me enorgullece formar parte (aunque sea desde hace poco tiempo).
      ¡Un saludo y bienvenido a la Buhardilla!

      Me gusta

  11. Hola, Javier. Veo que otros compañer@s ya contaron los primos, ja,ja, solo me queda desear al protagonista que pueda implicarse en otras actividades para que la suerte que tiene se mantenga.

    Me ha parecido super genial el relato, una fobia inventada que has sabido utilizar con gran pericia, como si fuera real. Mis felicitaciones sinceras, y gracias, por el regalo de las risas.
    Saludos cordiales;)

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.