Al hilo de la miseria

Recensión e ideas de “Trama y urdimbre”


  • Autor: Matías Celedón (Santiago, Chile, 1981).
  • Editorial: Hueders
  • Año: 2007 (de esta edición, diciembre de 2019).
  • Género / temática: novela costumbrista.
  • Número de páginas: 134.

Sinopsis libre:

Dos historias entretejidas. Malvivir al bies, entre enhebrados y pespuntes. Una mujer que subsiste zurciendo para otras mientras su marido, extremadamente violento, muele a palos a su hijo. El pequeño comienza a trabajar para ayudar a su madre, cada vez más demente. Y, al otro lado de la trama, el hijo cojo de una de las clientas, a cuyo hogar llega el pequeño para laborar en el lustre. Y, entre las sábanas, un abuso para rematar la pieza.

Reseña:

Nunca tan pocas palabras han sido capaces de desgarrar hasta la última fibra del alma. En Trama y urdimbre, Matías Celedón nos presenta una historia en retales que el lector debe ir hilvanando a partir de las instrucciones de un manual de costura. La obra, tan breve como intensa, cose un bordado de sangre, vergüenza, violencia y lágrimas.

La novela ofrece una propuesta minimalista que sorprende desde la primera página. Se sirve de un lenguaje escueto y franco, desolado, para, a través de un estilo costumbrista, reflejar un dolor descarnado, una desesperanza cruel. Todo en la narración es extremo y antitético. La soledad y el fracaso de una madre que se clavan como agujas candentes en la maltrecha voluntad de su hijo.

Huyó llorando, entre los gritos, escondiendo el alma”. Así, sobrecogido, he seguido el argumento de este magnífico ejemplo de genialidad.

Lo trizó contra el espejo del armario. Ya no soporto, le dijo, no te soporto. El niño en llano, sangrando a mares, mientras él, sin soltarlo, la puteaba”. El aire, escaso, pide a gritos volver a los pulmones cuando las letras zarandean la conciencia, hasta el punto de que llegas a sentirte culpable por seguir leyendo.

Fue un espanto. El niño quedó hecho tira”. Y qué más se puede añadir…

Me siento incapaz aún de aflorar mis impresiones tras esta experiencia, pero sí puedo asegurar que Matías Celedón ha hendido mis certezas como lector. Estoy convencido de que volveré a su literatura, pues es alta mi curiosidad por su creación. Si eres sensible, piénsatelo dos veces antes de traspasar la portada, pero no lo demores una tercera: desde la Buhardilla de Tristán te recomiendo Trama y urdimbre.


Valoración: recomendable (3,5/5).