Aberración en el museo

Recensión e ideas de «The Relic» (El ídolo perdido)


  • Autores: Douglas Preston y Lincoln Child.
  • Editorial: Debolsillo.
  • Año: 1995 (Primera reimpresión con nueva presentación, octubre de 2017).
  • Temática / género: thriller, novela de terror.
  • Número de páginas: 412.

1987. El científico Julian Wittlesey colidera una exploración a la selva amazónica brasileña en busca de la tribu Khotoga. Ni él ni sus compañeros consiguen regresar con vida. Un año después, una persona es asesinada cuando uno de los cargamentos con los restos de la expedición llega al puerto de Belem. 

1995. Dos niños aparecen asesinados en el Museo de Historia Natural de Nueva York, unos días antes de la grandilocuente inauguración de la nueva exposición temporal: «Supersticiones». El teniente de la policía de Nueva York, Vicent D’Agosta inicia la investigación, imponiendo un toque de queda en las instalaciones en busca del asesino. Cuando uno de los guardias de seguridad aparece decapitado, el agente especial del FBI de Nueva Orleans, Aloysius X. L. Pendergast toma el mando. A partir de ese momento, Pendergast deberá, con la ayuda de algunos empleados del museo y la desidia de la cúpula de la institución, resolver un misterio que amenaza con desbaratar la exposición y con sesgar la vida de cientos de personas.

The Relic se presenta como la primera de las novelas de la exitosa saga del agente Pendergast. Estamos ante un thriller policiaco que incorpora notas de la novela de terror. Uno de los mayores puntos positivos de esta lectura es el realismo con que los autores desarrollan las diversas escenas. No es sencillo entremezclar acciones que acontecen simultáneamente y que el lector no se pierda, aun a pesar de la (poco frecuente) abundancia de personajes recurrentes; cada cual con su propia historia y sus concretas aspiraciones personales. Preston y Child demuestran, además, un excelente conocimiento del Museo de Historia Natural de Nueva York, localización en la que se desarrolla la práctica totalidad del relato y que podemos conocer, casi íntegramente, a través de las páginas de la novela.

En este sentido, es especialmente destacable la radiografía, que ya en esta primera entrega, realizan los autores del personaje principal: el agente especial Pendergast. Un investigador meticuloso, diferente; movido en sus pesquisas por la curiosidad. Un sujeto capaz de hacerse amar y odiar a partes iguales. 

Sin embargo, por otro lado, he encontrado el desarrollo del hilo argumental en exceso lento, principalmente en los primeros capítulos. Es escasa también, a mi entender, la contextualización en el inicio de la narración, lo que dificulta la entrada en la historia para el lector. No obstante, debe ponerse en valor la traducción realizada por Eduardo G. Murillo, quien utiliza un lenguaje fluido y adecuado a los giros y expresiones del castellano.

En líneas generales, The Relic es una novela intensa, cuidada y realista, que introduce al lector en lo más profundo de Nueva York para guiarle en una historia intrépida, con notas muy marcadas de suspense y terror, y aderezada con ingredientes propios de la ciencia y de la mística. Una presentación adecuada a lo que promete ser una saga irrepetible, llena de momentos y pasajes para recordar.


Valoración: recomendable (3,5/5). 

 

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.