Pánico subterráneo

Recensión e ideas de “El Relicario»


  • Autores: Douglas Preston y Lincoln Child.
  • Editorial: Debolsillo.
  • Año: 1997 (Primera reimpresión con nueva portada, noviembre de 2016).
  • Temática / género: thriller, novela de terror.
  • Número de páginas: 530.

Unos cuerpos decapitados aparecen en diversos túneles de Nueva York, especialmente en la zona de Manhattan. El terror se instaura de nuevo en una ciudad aún en estado de shock tras los acontecimientos en el Museo de Historia Natural y el recuerdo vívido de Mbwun, el terrible monstruo de los Kothoga. Las poblaciones de personas sin hogar que habitan los subterráneos viven atemorizadas por un grupo de sujetos que se dedican a cazarlos indiscriminadamente. Ello pone en alerta a las autoridades policiales neoyorquinas y al agente especial del FBI Aloysius Pendergast, que se ven involucrados en una nueva búsqueda de respuestas ante la aparición de unos sujetos sedientos de venganza; individuos que van más allá de lo humano… o que, tal vez, no lo sean. La extraña desaparición del excientífico del Museo, Gregory Kawakita, sus experimentos secretos, y la amenaza de una nueva masacre traen a escena, de nuevo, a los protagonistas de la serie: Margo Green, Vincent D’Agosta, Bill Smithback, el doctor Whitney C. Frock y el agente Pendergast. Mientras tanto, las clases altas de la ciudad se revelan ante la creciente inseguridad, lo que complicará, aún más, el descubrimiento de la verdad oculta bajo el subsuelo de la ciudad…

El Relicario es la segunda novela protagonizada por el agente Pendergast, escrita por Douglas Preston y Lincoln Child. El hilo argumental continúa, en buena medida, con la trama desarrollada en la primera entrega, El ídolo perdido (título en español; The Relic, en inglés). A pesar de ello, se observan notables diferencias en la fluidez y el tratamiento de los distintos elementos que conforman la estructura de la obra. Mientras que el primer trabajo literario enfatiza la descripción de lugares y personajes, el segundo puede permitirse centrar su núcleo narrativo en las distintas escenas y conflictos que presenta cada uno de los personajes.

Sin duda, estamos ante un libro más ágil y atrayente en su lectura; a mi entender, los autores supieron adentrarse, con mayor sutileza y acierto, en el ‘universo Pendergast’, a buen seguro porque ya contaban con la experiencia que había supuesto escribir El ídolo perdido. Como nota negativa, sin embargo —aunque es posible que no todos los lectores coincidan—, el ingrediente de suspense y terror aparece más difuminado en esta ocasión, en beneficio de una más elaborada crítica social, reflejada en cada una de las lides en que se ven envueltas las distintas clases sociales. 

Me permito, por último, hacer notar alguna curiosidad que puede llamar la atención de un lector atento. Existen algunas diferencias y discontinuidades entre las dos primeras novelas de la ‘saga Pendergast’. La que resulta más evidente es el puesto que presumiblemente desempeña Vicent D’Agosta en el final de El ídolo perdido respecto a su cargo en El Relicario. Os dejo una interesante información al respecto que aparece en la web oficial de los autores:

Ver web The World of Relic and Reliquary.


Valoración: muy recomendable (4/5).

Publicado por

Javier Sánchez Bernal

Licenciado en Derecho, Máster Universitario en Corrupción y Estado de Derecho y Doctor por la Universidad de Salamanca. Líneas de investigación: Derecho penal económico, Derecho y deporte, corrupción pública y privada. Proyecto de escritor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.